Project Description

LA DISTROFIA MUSCULAR

La Distrofia Muscular miotónica DM1 es la distrofia muscular más severa y frecuente en adultos, afecta a 1 de cada 8.000 adultos en EspañaTambién conocida como enfermedad de Steinert, es una enfermedad neuromuscular hereditaria considerada rara, de incapacitación progresiva.

En la actualidad no existe cura.

La distrofia muscular causa debilidad progresiva y pérdida de masa muscular

La distrofia muscular engloba un conjunto de enfermedades hereditarias que provocan la debilitación gradual de los músculos estriados, que son los encargados de producir los movimientos voluntarios de nuestro cuerpo.

NUESTRO PROYECTO: Músculo en un chip para combatir la Distrofia Muscular

¿Cómo es el músculo en un chip?

El proyecto “músculo en un chip” consiste en la creación de tejido muscular esquelético 3D utilizando las propias células del paciente. Para ello, los investigadores encapsularán las células en biomateriales especiales impresos en 3D que actuarán como matrices: se trata de ambientes bioactivos que unen las células para que puedan ensamblarse y formar tejidos completos.

El tejido resultante se incorporará a un dispositivo con un chip de diseño micrométrico (derecha), más pequeño que una tarjeta de crédito, y se combinará con biosensores capaces de medir las variables relevantes, como el consumo de glucosa del músculo, las secreciones o la insulina.

Además de monitorizar la evolución de la enfermedad del paciente de forma personalizada, la plataforma también permitirá el estudio de diferentes fármacos o tratamientos en condiciones muy similares a las del organismo, identificando aquellas que ofrecen el mayor potencial o las que tienen más probabilidades de éxito.

Soluciones de medicina personalizada

Liderado por el Dr. Javier Ramón, el “músculo en un chip” servirá para evaluar las terapias dirigidas a pacientes afectados de distrofia muscular miotónica.

Este dispositivo permitirá poner a prueba fármacos y tratamientos en condiciones reales, con la finalidad de identificar los tratamientos que puedan ser más eficaces y eficientes antes de ser aplicados.

Menos ensayos con animales

Al tratarse de un estudio con las células del propio paciente, los resultados son más reales que los obtenidos con el modelo animal.

Es una alternativa real  a los modelos animales, reduciendo la cantidad de ensayos con pequeños mamíferos en el laboratorio.

“Somos 8 hermanos, 5 tenemos la enfermedad. Tardaron mucho en diagnosticárnosla, en total fueron 9 años”

BERNARDO GÁMEZ · Presidente ASEM Catalunya

“Lo que pretendemos con este proyecto es dar un salto y utilizar músculo de paciente de verdad. Utilizaremos sus propias células para obtener resultados más reales”

Javier Ramón · Investigador principal en el IBEC