El proyecto “músculo en un chip” tiene varias fases. El programa Faster Future (#IBECfasterfuture) 2017 pretende recaudar los 25.000€ necesarios para llevar a cabo las últimas fases del proyecto: dotar al tejido muscular de biosensores, validar la plataforma y hacer pruebas con fármacos.

13.932,00€ de 25.000,00€ recaudado

Diversos colaboradores se han comprometido a contribuir con fondos para ayudarnos a alcanzar este objetivo.

A partir de la cifra mínima de 18.000€ estas últimas fases del proyecto podrían ponerse en marcha en enero de 2018 y, a finales de 2019, se podría fabricar un primer prototipo funcional de este dispositivo.